Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog Vivanco: #CulturaDeVino
En el blog de Vivanco, entendemos el vino como una forma de vida, desde una perspectiva innovadora y llena de energía, ofreciéndote una experiencia única en torno a la Cultura del Vino.
Compartiendo

Vino y arquitectura: un recorrido por las bodegas del mundo

clos-apalta

De un tiempo a esta parte se ha ido consolidando un nuevo nicho de mercado turístico, el enológico, que tiene la ventaja de ser complementario con otros como el cultural, el gastronómico y el de ocio. A menudo incluso se funden unos con otros.

Porque el mundo del vino ya no atrae sólo por las catas; ahora constituye una experiencia integral que suele ir unida al descubrimiento del proceso de elaboración, lo que implica necesariamente una visita a las bodegas correspondientes. Y éstas han incorporado un atractivo extra: su propia arquitectura, que a menudo es obra de profesionales destacados de su ramo. Veamos una selección de las bodegas más vistosas, no sólo de España -lugar privilegiado en ese sentido- sino de todo el mundo.

1. Dominus State (Jacques Herzog y Pierre de Meuron)

La idea de integrar las instalaciones en el entorno suele ser habitual en los arquitectos y un buen ejemplo es el que hicieron los suizos Herzog y Meuron en 1997 con esta bodega californiana, que les supuso ganar el prestigioso Premio Pritzker. Los autores del Allianz Stadium de Múnich y el Nido de Pájaro de Pekín concibieron este discreto -en el buen sentido- edificio de hormigón envuelto por gaviones rellenos de basalto que aíslan del calor y el frío.

dominus state

2. Château Lafitte-Rothschild (Ricardo Bofill)

Un arquitecto español fue el encargado de hacer la sede de esta bodega de Pauillac (Burdeos), cuyos viñedos se extienden por un kilómetro cuadrado alrededor del castillo que le da nombre. Jugando con la idea de complementar dicho castillo, Bofill confirió a la bodega el aspecto de una fortificación Vauban, con planta octogonal dentro de un perímetro cuadrangular de hormigón; los espacios entre

ambos son auxiliares y la bodega se estructura interiormente en torno a un punto central columnado.

Château Lafite Rothschild

3. Vivanco Cultura de Vino (Jesús Marino Pascual)

Hasta ahora hemos vistos ejemplos de arquitectura muy llamativa pero hay otra que podríamos definir como invisible porque prima la funcionalidad sobre la estética, sin renunciar a ésta pero pasando a un papel específico. Es lo que pasa en Vivanco, donde las instalaciones son subterráneas casi íntegramente, para preservar la mayor parte posible del viñedo y minimizar el impacto ambiental,

aparte de favorecer las condiciones de conservación. De este modo, la belleza está, como dice el aforismo, en el interior. No obstante, por fuera también tiene su encanto porque allí se encuentra el “Mejor Museo de Vino del Mundo” (según la OMT-ONU), que diseñó Jesús Marino Pascual, sumando así otra faceta a la lista de ellas que Vivanco ofrece al visitante: visitas guiadas en varios idiomas, cursos de cata, organización de eventos, restaurante, talleres infantiles…

_MG_8434

4. Protos (Richard Rodgers y Alonso Balaguer)

Al pie de la colina que corona el Castillo de Peñafiel se alza una de las marcas más conocidas de Ribera de Duero, Protos. En realidad se trata de una ampliación que conecta con la antigua bodega mediante dos túneles subterráneos, aunque la parte exterior consiste en cinco crujías abovedadas que imitan barricas. Del diseño se encargó el autor de la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas y ganador también del Pritzker. En este caso, con la colaboración del estudio español Alonso Balaguer.

5. Portia (Norman Forster)

Otro arquitecto de postín, ganador del mencionado Pritzker (aparte del Premio Príncipe de Asturias) y autor de la reforma del Reichstag, la Torre Collserola de Barcelona o el rascacielos londinense 30 St. Mary Axe (alias The Gherkin, o sea, El Pepinillo), fue contratado para ocuparse diseñar las nuevas instalaciones de la bodega burgalesa. Así, en una loma de Gumiel de Izán podemos ver un edificio con forma de trisquel cuyo punto central articula el resto y cada brazo está dedicado a una fase de la elaboración: fermentación, crianza y envejecimiento.

6. Clos Apalta (Roberto Benavente)

Chile también es un país productor de vinos y esta bodega de la localidad de Colchagua es obra del chileno afincado en París Roberto Benavente (con la colaboración de Amercanda). Exteriormente le ha dado la apariencia de un tonel a medio terminar, con veinticuatro curvas de madera que representan el período de maduración del vino, mientras que en el interior, las barricas se disponen alrededor de una mesa de catas bajo una bóveda también de madera. El edificio se asienta en una ladera que domina los viñedos, horadada en cinco plantas, e incluye un hotel.

clos-apalta

7. Quinta de Nápoles (Andreas Burghardt)

Que el nombre no despiste porque se trata de una bodega portuguesa que en la desembocadura del Duero ha construido una especie de pirámide de pizarra (la piedra típicamente local), escalonada y recubriendo una colina que parece emerger entra las viñas que tapizan el paisaje. El arquitecto austriaco optó por un acusado minimalismo para integrar el complejo en su entorno.

8. Rocca di Frassinello (Renzo Piano)

No podía faltar el prestigioso arquitecto italiano, ganador del Premio Pritzker en 1998 por el Aeropuerto Internacional de Kansai y autor de proyectos tan fabulosos como el del Centro Pompidou (con Richard Rodgers) o el rascacielos Shard London Bridge. Para esta bodega de Chianti, se inspiró en las casas tradicionales de la Toscana pero dándole un toque industrial. Lo más espectacular, en este caso, es la sala de crianza, donde dos millares y medio de barricas se disponen en forma cuadrangular quedando la parte central para que penetre luz natural desde el techo, merced a un sistema de espejos.

rocca di frassinello

9. Viña Vik (Smiljan Radic Clarke)

Otra fascinante estructura arquitectónica de la enología de Chile es esta de Millahue cuyo diseño, obra de un chileno pese a lo que pueda parecer por el nombre, combina vanguardismo y sostenibilidad. En un paraje rodeado de montañas instaló un edificio de techo de tela transparente extensible que, sumado a las paredes de vidrio, permite prescindir de luz artificial.

No obstante, puede que lo mas vistoso sea el acceso, con una plaza de agua fluyendo en pendiente que hay que cruzar a través de veredas.

ViñaVik

10. Tío Pepe (Gustav Eiffel)

La sede de la veterana bodega jerezana es, en realidad, un recinto compuesto por varios pabellones, de los que el más destacado quizá sea el de la Real Bodega de la Concha porque está basado en planos realizados por el mismísimo autor de la Torre Eiffel parisina, habiéndose construido ya en 1869.

También puede resultar familiar la arquería del Patio de Lepanto, que confiere al lugar un ambiente vintage bastante diferente al de la arquitectura futurista por el que parecen optar las bodegas hoy en día.

11. Codorniú (Josep Puig i Cadafalch)

Tradición y vanguardia se dan la mano en San Sadurní d’Anoia, donde se ubican las instalaciones de Codorniú, de la mano de uno de los mejores representantes del modernismo, autor también de destacados rincones de Barcelona como la Casa Amatller o la Plaza de España. Usando materiales tan característicos del estilo como son el ladrillo, el trencadís y el vidrio, en la primera década del siglo XX dotó a las cavas de un edificio que hoy está catalogado como Monumento Histórico-Artístico.

12. Abadía Retuerta (siglo XII)

En la localidad vallisoletana de Sardón del Duero se alza desde época medieval la abadía de Santa María de Retuerta, un cenobio premonstarense de estilo tardorrománico y gótico fundado en el año 1146 por una de las hijas del célebre conde Sancho Ansúrez (a su vez fundador de la ciudad de Valladolid). Es Monumento Histórico-Artístico desde 1931 pero en 1988 el Grupo Novartis lo adquirió con un doble objetivo: recuperar la actividad vitivinícola que antaño practicaban los monjes, fruto de lo cual nació la Bodega Abadía Retuerta, y ampliar el reaprovechamiento del edificio para albergar un hotel -de nombre Le Domaine- especialmente apropiado para los amantes del turismo enológico que comentábamos al principio.

13. Kunjani Wines (Haldane Martin)

Sudáfrica también es un país vinícola y Kunjani Wines es una de sus marcas estrella. La bodega, que está en la región de Stellenbosch, trata de representar las influencias transcontinentales de esa tierra, combinando la arquitectura holandesa de El Cabo con un interior que es una clara referencia a las chozas indígenas. Así, combina el negro de las paredes exteriores con unas pantallas deslizantes rojo intenso t elementos de madera en la techumbre con una escalera de cristal, todo obra de la diseñadora Haldane Martin. El resultado es muy vistoso y es lógico porque además cuenta con un restaurante. Kunjani, por cierto, significa “Hola, ¿cómo estás?”.

Kunjani

14. O’Fournier (Bormida & Yanzon)

Sudamérica tiene dos grandes países productores de vino. De uno, Chile, ya vimos algún ejemplo; el otro es Argentina, donde en una finca del departamento de San Carlos, en la provincia de Mendoza, está la sede de Bodegas O’Fournier. (no confundir con la espñola O. Fournier, de Ribera del Duero). La alberga un moderno edificio rodeado de montañas y creado por el estudio nacional Bormida & Yanzon, que está especializado precisamente en arquitectura de bodegas. Para este caso han empleado hormigón, acero inoxidable y vidrio que no sólo acogen barricas sino también personas, ya que cuenta con un hotel in situ.

15. Mission Hill Winery (Olson Kungig)

De un extremo del continente a otro. En Canadá también se elaboran caldos y en una colina de West Kelowa (Valle de Okanagan, Columbia Británica) se alza este singular complejo con aspecto de iglesia -incluyendo un campanario de 25 metros de altura- que el arquitecto Tom Kundig diseñó en 1996 para un viticultor llamado Anthony von Mandl, que produce Chardonnay. Está en lo alto de una colina y cuenta con una especie de claustro que hace las veces de vestíbulo abierto. Cuenta con una pérgola-restaurante cuyas vistas son espectaculares.

Mission Hill

Guillermo Carvajal
En la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. También escribe en su blog más personal, guillermocarvajal.net y en v.labrujulaverde.com. Desde Tylium.es trabaja creando y gestionando contenidos y publicidad para empresas, especialmente centrados en el turismo y los viajes. Fanático de los productos Apple, la historia clásica y Bob Dylan.

comentarios

Ven y conócenos
Carretera Nacional 232, 26330. Briones - La Rioja. España

Bodega: +34 941 322 013 / bodega@vivancoculturadevino.es

Fundación: +34 941 322 330 / fundacion@vivancoculturadevino.es

Experiencias: +34 941 322 323 / experiencias@vivancoculturadevino.es

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR