Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog Vivanco: #CulturaDeVino
En el blog de Vivanco, entendemos el vino como una forma de vida, desde una perspectiva innovadora y llena de energía, ofreciéndote una experiencia única en torno a la Cultura del Vino.
Cultura

El Festival de los Borrachos, cuando en Egipto se bebía vino como si no hubiese un mañana

Drinking party

Los primeros restos o muestras arqueológicas con evidencias de elaboración de vino y cerveza aparecieron en el llamado Creciente Fértil (franja costera mediterránea que va de la cuenca del río Nilo a la del Tígris y del Eúfrates).  Tanto en Sumeria como en Egipto, la cerveza era la bebida más consumida y accesible para todas las clases sociales, quedando el vino para ciertos rituales y ceremonias y para el consumo de los más pudientes. Y así era todo el año… excepto en el Festival de los Borrachos o de la Embriaguez, donde se consumía más vino que en todo Egipto durante el resto del año.

Entre las fiestas de ámbito estatal -si se me permite llamar Estado al Antiguo Egipto- y las locales de cada población, la verdad es que los egipcios iban servidos en esto de celebraciones. Y una de las más populares, aun siendo local, era el Festival de los Borrachos, que tenía lugar en la ciudad de Bubastis -cerca de la actual Zaqaziq, en la zona oriental del delta del Nilo- durante el Ajet (la estación de la inundación del Nilo al comienzo del año). Como todas las celebraciones en el Antiguo Egipto, había alguna divinidad de por medio, en este caso Bastet, la diosa principal de la ciudad.

Bastet

Representada bajo la forma de un gato o como una mujer con cabeza de gato, era la diosa maternal, guardiana del hogar y defensora de sus hijos, la de la abundancia y la del placer, la música y la danza. Lógicamente, también era la protectora de los gatos. Y aunque, como buen madre, era muy comprensiva y paciente, hasta ella tenía un límite. El problema es que iba más allá de la amenaza de darnos con la zapatilla en el culo, porque cuando se enfadaba -le delataba que cambiaba su cabeza de tierna gatita por la de una leona- se podía armar la de Dios es Cristo y no dejar títere con cabeza. Así que, para tenerla contenta y ya que era la señora del placer, durante 24 días los habitantes de Bubastis y los miles de extranjeros que se acercaban a aquel fiestón, bebían vino como si no hubiese un mañana, cantaban mientras aguantase la voz y bailaban hasta caer rendidos. Se supone que los abstemios debían abandonar la ciudad en aquellos días, ya que no emborracharse suponía casi una ofensa a la diosa.

Otras fuentes, señalan que el sexo, camuflado bajo eufemismos como “viajando a través de las marismas”, también formaba parte de los rituales de este festival. Algo que no parece descabellado si, además del vino corriendo a raudales, pensamos que la fiesta se celebraba cuando el Nilo inundaba las tierras de cultivo. Por tanto, las relaciones sexuales durante el festival se podían interpretar como un ritual para asegurar la fertilidad de la tierra.

Fiesta Borrachos Egipto

Ya sabemos que Heródoto era un poco exagerado, pero, según lo que le contaron cuando viajó a Egipto, durante el festival del 440 a.C la ciudad de Bubastis acogió a ¡¡¡700.000 personas!!! Para que os hagáis una idea, en el festival de Woodstock (Nueva York, EE.UU) de 1969 había entre 400.000 y 500.000 asistentes, y se creía que era el más multitudinario de la historia. Eso sí, más valía que, todos esos extranjeros que viajaban hasta la ciudad en sus carros de tracción animal, fuesen conocedores de la campaña publicitaria “Si bebes, no conduzcas”, protagonizada por el cantante Stevie Wonder en los años 80, porque de no hacerlo… las consecuencias eran terribles.

Drunk Egypt

En un papiro egipcio de hace unos 2.800 años se recoge el juicio y la primera sanción a un conductor arrestado por circular con su carro bajo los efectos del alcohol. Tras ser acusado de chocar contra una estatua y atropellar a una niña, el juez decidió imponerle la pena de ser colgado en la puerta de la taberna donde se había emborrachado a la espera de que los animales carroñeros se encargaran de hacer desaparecer su cuerpo. A ver quién es el guapo que se queja ahora por las sanciones de hoy en día.

 

 

Javier Sanz
Contador de historias a través del blog, libros, colaboraciones en prensa y radio con la única pretensión de acercar la historia de forma amena y entretenida a los que la dejaron de lado. Director de la revista digital e interactiva "iHstoria". Colaboraciones en el periódico Diario de Teruel, revista Iberia Vieja y revista Clío. Colaboraciones en radio en La Rosa de los Vientos (Onda Cero), Gente Despierta (RNE) y La Noche es Nuestra (EuropaFM).

comentarios

Ven y conócenos
Carretera Nacional 232, 26330. Briones - La Rioja. España

Bodega: +34 941 322 013 / bodega@vivancoculturadevino.es

Fundación: +34 941 322 330 / fundacion@vivancoculturadevino.es

Experiencias: +34 941 322 323 / experiencias@vivancoculturadevino.es

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR