Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog Vivanco: #CulturaDeVino
En el blog de Vivanco, entendemos el vino como una forma de vida, desde una perspectiva innovadora y llena de energía, ofreciéndote una experiencia única en torno a la Cultura del Vino.
Compartiendo

De cócteles… de vino, por el mundo: ¡Agitado, no mezclado!

Rose Wine CóctelRose Wine Cóctel
Jerry Thomas
Jerry Thomas

En 1862, el mítico barman Jerry Thomas, que dirigía el bar del Occidental Hotel de San Francisco, publicó la primera guía para mezclar bebidas. Veinte años después apareció el manual definitivo de Harry Johnson, que sentaba las bases de la coctelería moderna. El cóctel nació para estimular el apetito, celebrar acontecimientos importantes y, posteriormente, como elemento de distinción.

La literatura y el cine se han encargado de difundirlo, volviéndolo universal a través de largometrajes como James Bond, que ya en 1962 aparecía en pantalla con un Martini, indicando al barman, “Agitado, no mezclado”. Según Georgios Andritsos, autor del libro “Mucho más que cócteles” (Premio Gourmand al mejor libro de cócteles del mundo), la palabra cóctel apareció por primera vez en 1806 en la revista americana The Balance, definiéndose como “un licor estimulante, compuesto de bebidas alcohólicas de cualquier tipo, azúcar, agua y angosturas”.

 

james-bond-cocktail

También han sido los barman norteamericanos pioneros en los cócteles de vino, principalmente en los que se preparan con champán. El primero del que se tiene referencia fue el ganador de la competición organizada por el Colegio de Periodistas de Nueva York en 1889, y que se preparaba con brandy y champán casi helados, un terrón de azúcar con dos gotas de angostura y decorado con una guinda roja.

Otros llegaron después y se convirtieron en clásicos, como el Buck’s Fizz, que se acompaña con zumo de naranja o el Champagne Berry que lleva, además de este vino, amaretto y fresas frescas. La versión francesa es el famoso Kir Royal, que se elabora añadiendo licor de cassís o el French 75, al que se añade ginebra, zumo de limón y azúcar.

Similar es el Bellini, creado en 1945 por Giuseppe Cipriani en el Harry’s Bar de Venecia, cuyo nombre es un homenaje al pintor renacentista Giovanni Bellini, en cuyas pinturas abundan los rosas y anaranjados que se imitan en el combinado; se hace con champán (en Italia espumante) y abundante pulpa de melocotón, servido en copa de flauta.kir-royale

Quizá el más original es el Black Velvet, nacido en Londres en 1861 en el Brook’s Club, un día después de la muerte del príncipe Alberto, marido de la reina Victoria. El país estaba de luto y el barman pensó que el champán también debiera de estarlo y lo combinó con cerveza negra. Todos los cocteles de champán quedan igualmente riquísimos realizados con cava.

Con vino no espumoso, tanto tinto como blanco, se hace en Estados Unidos el Wine-cooler, una bebida de trago largo a la que se añade gaseosa o seven-up, zumo de lima y limón y azúcar. Similar es la bebida que el cocinero asturiano Nacho Manzano ha puesto de moda en la terraza de su restaurante Ibérica en Londres, sustituyendo el vino tinto por cava y añadiendo hojas de menta y las frescas notas de las frutas de verano, como moras y frambuesas. Otro gran cocinero, con tres estrellas de la guía Michelín: Juan Mari Arzak, da nombre a un cóctel con vino que se ofrece en su restaurante y que se presenta como aperitivo en copa de flauta con una quinta parte de jugo de lima, otra de amaretto y tres quintas partes de vino blanco, y a todo ello se le añade una ráfaga de piel de naranja.

El cóctel de vino preferido de los chilenos es la Vaina, que se toma como aperitivo normalmente antes de la cena, y se realiza con un buen vino reserva, la mitad de coñac y licor de cacao, además de una yema de huevo, azúcar y canela en polvo. Menos sofisticado es el Claret Cobbler, muy consumido en los países nórdicos en verano y que se presenta en copa sobre escamas de hielo, mezclando nueve partes de vino tinto y una de almíbar, y acompañándolo con una rodaja de naranja, fresa y frambuesas.

Los vinos rosados permiten combinaciones muy veraniegas: el Rose wine Margarita, por ejemplo, se elabora con cuatro partes de vino, una de tequila blanco y media de triple seco, además de una rodaja de limón. Delicioso resulta también el Cóctel Rosado, que se realiza con cinco partes de vino rosado, una de vodka, hojas de albahaca y rodaja de limón.

Como decía Ernest Hemingway, “Una buena manera de acabar el día es bebiendo”, y es que el vino, sólo o acompañado, ofrece grandes momentos…

Conmuchagula
Revista gastronómica digital de referencia desde 2007 que viene a cubrir un hueco en las páginas gastronómicas en español en la red, con más de sesenta mil seguidores en redes sociales. Los contenidos, originales y novedosos, se realizan por un grupo de periodistas expertos en diferentes sectores de la gastronomía como viajes, nutrición, cultura, vinos o literatura.

comentarios

Ven y conócenos
Carretera Nacional 232, 26330. Briones - La Rioja. España

Bodega: +34 941 322 013 / bodega@vivancoculturadevino.es

Fundación: +34 941 322 330 / fundacion@vivancoculturadevino.es

Experiencias: +34 941 322 323 / experiencias@vivancoculturadevino.es

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR