Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog Vivanco: #CulturaDeVino
En el blog de Vivanco, entendemos el vino como una forma de vida, desde una perspectiva innovadora y llena de energía, ofreciéndote una experiencia única en torno a la Cultura del Vino.
de Vino

Tips para leer la información de las etiquetas de las botellas de vino

Gris (1)

A menudo, el primer contacto que tenemos con un vino es a través de la observación de su botella y de su etiquetado en una superficie de venta. Es por ello que las etiquetas y contraetiquetas de las botellas reúnen una gran cantidad de información muy variada, ya que funcionan como carta de presentación del vino. Esta información puede servirnos para hacernos una idea, más o menos aproximada, de cómo va a ser ese vino antes de que podamos probarlo. Así, entre otros datos, tendremos una referencia de su calidad, de su proceso de elaboración o de su procedencia. Y cuanta más cantidad de información tengamos y más precisa sea esta, más fácil será que acertemos con la elección del vino perfecto para cada ocasión. Por eso, hoy vamos a aprender cómo podemos descifrar todo los que nos cuenta una botella de vino antes de abrirla: a través de la información que nos dan las etiquetas.

¿Qué información nos dan las etiquetas de las botellas de vino?

Las etiquetas de vino nos ofrecen cada vez más información sobre características fundamentales del origen y elaboración del vino, datos legales, aspectos descriptivos o recomendaciones de consumo. Algunos de estos datos deben ser reflejados de manera obligatoria por el productor del vino para cumplir con las exigencias legales de venta. Otros, nos ofrecen información útil de cara a conocer un poco mejor la personalidad que va a presentar un vino una vez que abramos la botella. A continuación, revisaremos toda la información que podemos extraer de la etiqueta de una botella de vino.

Crianza sin añada

Datos obligatorios en una etiqueta de vino

Nombre o marca comercial del vino

Es el nombre o marca bajo la que se comercializa el vino. Además de como información legal, nos sirve de referencia para hacernos una idea de la calidad que podemos esperar de un vino. Si un vino nos ha gustado, será el principal dato con el que nos debemos quedar.

Productor

Además del nombre del vino, la etiqueta debe reflejar el nombre o razón social de la empresa productora y/o embotelladora, ya que este dato no tiene por qué coincidir con la información de marca. Como en el apartado anterior, el prestigio de un productor de renombre puede servirnos como guía para prever la calidad que puede presentar un vino.

Procedencia de la uva y lugar de elaboración del vino

La etiqueta nos brinda además información sobre el país de procedencia de la uva con la que se ha elaborado un vino, así como el lugar donde ha tenido lugar la producción. Si conocemos las características propias de la región de procedencia, con esta información podríamos adelantar algunas de las cualidades que compondrán la personalidad de un vino.

Denominación de Origen

Si el vino está adherido a alguna Denominación de Origen, esta información debe aparecer también en la etiqueta. Además, el sello del Consejo Regulador de la Denominación de Origen que corresponda aparecerá también en la etiqueta o en la contraetiqueta de la botella. Esto nos ofrece información sobre las características del vino en función de los requisitos marcados por cada Consejo Regulador: tipo de uva o uvas permitidas para la producción, porcentajes de cada variedad, procesos de elaboración, tiempos de crianza, estándares de calidad, etc.

Añada

Refleja el año de cosecha de la uva empleado para la elaboración. Como ya sabemos, la añada puede ser determinante de la calidad de un vino en función de la climatología de ese año, de las condiciones de producción, etc. Este dato nos será muy útil también para saber cuál es el momento óptimo para el consumo del vino, el punto en el que este ha culminado su evolución en botella.

De forma general, para vinos blancos y rosados este momento estará dentro del primer año después de la vendimia. Para tintos jóvenes, podremos extender este tiempo hasta el segundo año. Para tintos con crianza, la duración se puede extender durante varios años. A modo de referencia, el momento ideal de la evolución de un vino con crianza suele darse cuando este lleva en botella un tiempo similar que ha pasado en barrica. Aun así, esto puede variar en función del productor, por lo que siempre es mejor consultar sus recomendaciones de consumo.

Volumen de alcohol

La etiqueta de las botellas de vino recoge también el contenido de alcohol de la botella, expresado en un porcentaje del total. Este contenido rondará entre el 12 % y el 14 % en la mayor parte de los casos. Con este dato, podemos hacernos una idea de la untuosidad o el cuerpo que va a tener un vino: a mayor contenido en alcohol, más cuerpo.

Número de Lote

Importante para poder hacer el seguimiento y la trazabilidad de los productos, sobre todo con fines de control sanitario.

Presencia de sulfitos

Si un vino presenta una concentración de sulfitos igual o superior a 10 miligramos por litro, esto debe aparecer reflejado en sus etiquetas de cara a evitar problemas de alergias.

Capacidad de la botella

Expresada en mililitros o centilitros, la capacidad más común de las botellas de vino suele ser de 75 cl. , aunque podemos encontrar otro tipo de botellas en el mercado.

Información sobre el reciclado del envase

Nos aclara sobre cómo debemos proceder para facilitar el procesado del envase, sobre el reciclado o eliminación del mismo (reciclado de vidrios).

Categoría en función de la concentración de azúcares (en vinos espumosos)

En el caso de los vinos espumosos, la etiqueta debe reflejar su categoría en base a la cantidad y el tipo de azúcares que estos presentan. Así, hablaremos de vinos dulces, semisecos, secos, extra secos, brut nature, brut, extra brut, etc.

Miró_baja

Otra información que podemos encontrar

Crianza

Nos indicará el tiempo y proceso de envejecimiento al que ha sido sometido un vino de crianza. Normalmente se indica la duración del envejecimiento con a través de los términos crianza, reserva y gran reserva. También pueden especificarse los tiempos de crianza exactos en meses, ya que los tiempos asociados a los conceptos anteriores pueden variar para cada Denominación de Origen, país de producción, etc.

Variedad o variedades de uvas

Se indicará si un vino es monovarietal o si estamos ante un vino de ensamblaje en cuya elaboración se han empleado diferentes variedades. Conociendo las características de cada variedad, podremos adelantar las características organolépticas que nos encontraremos en el vino: verdor, acidez, dulzor, color, etc.

Descripción y notas de cata

Cada vez es más común que el etiquetado del vino recoja información adicional sobre la bodega, la forma de producción, los premios que ha obtenido un vino e incluso una descripción del vino que incluya una breve nota de cata: aromas, matices, comportamiento en boca, etc. Esta información puede ser muy útil de cara a inclinarnos por elegir uno u otro vino, aunque debemos tener en cuenta que siempre puede haber un componente de persuasión en estas descripciones.

Recomendaciones de servicio y maridaje

Cada vino es diferente y nadie conoce mejor sus características que quien lo ha producido. Es por ello que las recomendaciones sobre servicio y maridaje de la bodega pueden ser fundamentales a la hora de decantarnos en la elección de un vino. Sugerencias de presentación y servicio, temperatura ideal de consumo, alimentos y platos recomendados para acompañar el vino en cuestión, etc.

Las etiquetas de los vinos Vivanco

Además de toda la información legal y de utilidad práctica para el consumidor, las etiquetas de las botellas de vino son una parte fundamental del packaging del producto. Por ello, estas deberían reflejar los aspectos fundamentales de la personalidad de una bodega y de sus vinos. De esta manera, en Vivanco hemos intentado que las etiquetas de nuestros vinos recojan nuestra pasión por la Cultura del Vino, reflejando en ellas obras de arte pertenecientes a las colecciones del Museo Vivanco de la Cultura del Vino. Obras como Le Troubador, de Joan Miró o Naturaleza Muerta, de Juan Gris, visten nuestras botellas de Vivanco Crianza y Vivanco Reserva, diseñadas en exclusiva a partir de una botella original del siglo XVIII que forma parte también de la colección del Museo. Esta inspiración en el arte puede apreciarse también en las etiquetas de los vinos Colección Vivanco, en las de nuestros vinos jóvenes, en las de Vivanco Viura-Malvasía-Tempranillo blanco o en las etiquetas del rosado Vivanco Tempranillo-Garnacha.

Reserva sin añada

Os invitamos a que las conozcáis todas y a que experimentéis  con  nuestra propuesta. Una forma de que cada botella de vino Vivanco contenga una pequeña obra de arte, tanto por  dentro, como por fuera.

Vivanco
Bodega, Fundación, Experiencias. Compartiendo Cultura de Vino
Ven y conócenos
Carretera Nacional 232, 26330. Briones - La Rioja. España

Bodega: +34 941 322 013 / bodega@vivancoculturadevino.es

Fundación: +34 941 322 330 / fundacion@vivancoculturadevino.es

Experiencias: +34 941 322 323 / experiencias@vivancoculturadevino.es

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR

Queremos compartir contigo la Cultura del Vino.

Recibirás nuestra newsletter mensual, en la que te informaremos de ofertas exclusivas, consejos relacionados con el vino y noticias sobre Cultura de Vino.

ENVIAR